Ventajas para el promotor en la industrialización

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Es evidente que vivimos un periodo de aceleradas revoluciones empresariales ligadas a una expansión tecnológica de carácter masivo. Pero mientras los expertos hablan de una Cuarta Revolución Industrial, el sector de la construcción se ha ido descolgando hasta las últimas posiciones de todos los rankings como uno de los más anclados en la tradición. 

Las nuevas promotoras centran hoy su actividad en el cliente como piedra angular, una demanda muy exigente en precios, plazos y calidad de ejecución. Una vez desaguada la demanda embalsada, estaremos ante un cliente más exigente aún, la generación Millennial, que no será capaz de asimilar una espera media de 18-24 meses desde que compra su vivienda hasta la entrega de llaves. 

Conscientes de este reto, el proceso edificatorio fuera del solar, conocido en el mundo anglosajón como construcción offsite, constituye una alternativa real a la edificación tradicional. Los sistemas estandarizados y automatizados de diseño, fabricación y montaje de viviendas han permitido al sector promotor fuera de nuestras fronteras aumentar su productividad y erigirse como una verdadera industria. 

Las ventajas de la industrialización son diferenciales tanto para promotores, que conseguimos optimizar nuestros costes y asegurar una mayor rotación de activos, como para clientes, que reciben su vivienda en un plazo considerablemente menor y con una mayor trazabilidad y calidad de ejecución. Son muchas las ventajas de estos sistemas también para el conjunto de la sociedad en términos, por ejemplo, de mejora de las condiciones laborales, acceso de nuevos colectivos al sector o, incluso, de responsabilidad con el medioambiente. 

La parte Promotora no es ajena al momento de transformación global que vive nuestra sociedad. El objetivo es claro: aumentar la productividad y ser capaces de asegurar la salud del sector de cara a los próximos años, convirtiéndolo en residente y, en cierta manera, no cíclico. 

La reducción de los plazos de entrega de viviendas es un objetivo común a todo el sector y, por tanto, una prioridad para este año y los sucesivos. Combinando la experiencia y el saber hacer de nuestros Partners tecnológicos e industriales con nuestro excelente banco de suelo y experiencia en el diseño y comercialización, entregando viviendas en tiempo récord de 9-12 meses con las mejores calidades y garantías. Contribuyendo plenamente a la reducción , y mejora del medio ambiente , de las Emisiones tanto acústicas como de residuos en su Obra. 

Estas ventajas son válidas para toda la Construcción, pero particularmente para los BAÑOS Industrializados donde con 25 años de experiencia en varios sectores, Construcción, Naval y Ferroviario, está ya demostrada. 

  • Estandarización de tipologías 
  • Coordinación de oficios en la fase de ejecución 
  • Ejecución “limpia” y ordenada en naves industriales 
  • Reducción de costes indirectos debidos a desplazamientos de material, acopios, movimientos innecesarios
  • Coordinación de unidades de obra, reducción de personal directamente implicado en su instalación en obra 
  • Reducción de reclamaciones , desperfectos y mantenimiento. 
  • Estudio de trazabilidad de las unidades ejecutadas que nos permiten introducir mejoras en futuras actuaciones. 
  • Adelantar los plazos de comienzo de Rentabilidad del Bien , al adelantar la entrega de la Obra.

Fdo. Enrique Nieto-Márquez 

Profesor. Curso Técnico especialista de Construcción Industrializada.

Otros artículos

Recibir avisos de nuevas publicaciones

No te pierdas nada de lo que publicamos